Lo rural es de mujeres fuertes que impactan el cambio en la sociedad.


La tierra es el sustento de millones de familia, y es trabajada diariamente por millones de mujeres que velan por el bienestar de su gente, a pesar de que su esperanza de recibir lo que merecen y ser tratadas por lo que valen se desvanece en los andares de sus entornos rurales.

Francisca vive en San Cristóbal con sus cinco hijos, es madre soltera y debe producir los ingresos para mantener a toda su familia. De pequeña estuvo en un Hogar de Niñas en San Pedro de Macorís, donde le enseñaron a trabajar la tierra. Estaba en 7mo curso y tenía unos 12 años. “Si nos portábamos mal, nos ponían a hacer canteros, si nos portábamos bien, nos ponían a bordar. Hoy yo agradezco esos castigos, pues un 99% de los productos que consumimos son de la tierra y es lo que me permite dar el sustento a mi familia”.

Alrededor de su casa siembra unas plantas de gandules, le emociona verlas crecer y saber que estas representan un ahorro y mejor alimento para sus hijos.

En honor a Francisca y los millones de mujeres que trabajan la tierra, el 15 de octubre de cada año se conmemora el Día Internacional de las Mujeres Rurales, las cuales representan más de un tercio de la población mundial.

De acuerdo al Atlas de las Mujeres Rurales de América Latina y el Caribe, publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las mujeres rurales representaban el 20% de la fuerza de trabajo agrícola en América Latina en 2010, con diferentes formas de inserción en el mundo laboral; entre ellas, el trabajo por cuenta propia, el trabajo no remunerado y el trabajo asalariado en empresas u otras unidades productivas.

Así hay miles de historias en la República Dominicana de mujeres que implementan iniciativas por el bien de su comunidad y el desarrollo de sus espacios. Algunas de estas fueron reconocidas recientemente con el Premio Mujeres que Cambian el Mundo.

Elsa Sánchez ha dedicado gran parte de su vida a impulsar el desarrollo de su comunidad a través de la capacitación, asociaciones de jóvenes y cooperativas de mujeres. Zeneida Pérez es una mujer rural decidida a la transformación social de su entorno y por ello creó la Asociación de Mujeres de Sabaneta, desde donde trabajan la tierra y los cultivos de café, principal fuente económica para esta comunidad.

Por historias como estas, y miles más, es de suma importancia reconocer “la inestimable contribución de las mujeres rurales al desarrollo”, además se hace necesario que las políticas públicas se constituyan como acciones fundamentales para asegurar la autonomía e igualdad de género para las mujeres rurales.

El Atlas de la Mujer Rural explica que son pocas las iniciativas políticas que incluyen al medio rural, inclusive hace una comparativa de cómo la ausencia de políticas para la Infancia afecta en el desarrollo de la mujer rural ya que esta debe someterse entonces a las tareas de cuidado. “La ausencia efectiva de una política de apoyo a la infancia hace que estos servicios sean desempeñados, casi exclusivamente, por mujeres. La maternidad acaba por convertirse en una condición de exclusión de las mujeres en la esfera pública y económica”.

Es entonces cuando debemos seguir apoyando la documentación del trabajo y la importancia de la mujer rural como mecanismo para fortalecer el apoyo que necesitan. También recuperar las experiencias de impacto positivo en la región. Tal es el caso de Bolivia, donde se produjo una modificación en la Ley del Servicio Nacional de Reforma Agraria, facilitando el acceso de las mujeres a la tierra. “El artículo 3 de la Ley 1715 del INRA afirma que “el Servicio Nacional de Reforma Agraria aplicará criterios de equidad en la distribución, administración, tenencia y uso de la tierra a favor de las mujeres, independientemente de su estado civil””.

Y es que en América y el Caribe se han venido construyendo diferentes mecanismos de articulación e integración de políticas públicas. Las dos de mayor importancia podemos decir que es el Plan para la Seguridad Alimentaria, Nutricional y Erradicación del Hambre, así como la creación de los Frentes Parlamentarios contra el Hambre en México, Uruguay, Guatemala, República Dominicana, Haití y otros países de la región.

Aún hay mucho que hacer y es un reto para todos y todas, valorizar la importancia de la tierra y los entornos rurales, su gente y sus productos.

Día Internacional de las Mujeres Rurales 2018

Se conmemora el lunes 15 de octubre y este año hace énfasis en "los retos y las oportunidades presentes en la agricultura resiliente en cuanto al clima para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y niñas rurales".

La autora es Guadalupe Valdez, Embajadora Hambre Cero de America Latina y el Caribe.


0 vistas
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle

Síguenos

Llámanos

+1-809-796-0472